Skip to content

MARIDO POR HORAS para Ikea y Leroy Merlin

27 marzo, 2012

Supongo que alguna vez os habréis hecho acompañar por vuestros maridines para ir a Ikea, sobre todo cuando se trata de cargar paquetes grandes y pesados.

20120328-002834.jpg

El mío se pone de un mal humor, que pocas situaciones lo superan… Empieza a decir que se desorienta, que estar en una nave llena de pasillos que le dan vueltas y vueltas como una peonza y que no haya ventanas lo hacen “aposta” para que no pueda saber donde esta en Norte y donde el Sur (aun no alcanzo a comprender como eso puede generar angustia) y le marea. A mitad de camino nos gritamos y ya en las cajas ni nos hablamos.

Alguna vez incluso me ha esperado dentro del coche en el aparcamiento para cargarme los paquetes a la salida, pero no tener que entrar. Alucinas el estrés con el que compras…

Total que decidí que NUNCA MAIS… Se que le pasa a mucha gente porque por los pasillos de Ikea sigo viendo parejas a gritos.

Empece a ir sola, incluso aunque ello suponga hacerme varios viajes al coche, cada uno con su correspondiente cola en la caja.

Hasta que hace unos meses, embarazada de 8 meses, se me acerco uno de los forzudos de Europa del Este que ofrecen “portes y montajes” a la puerta de Ikea. Le dije: no gracias. Pero me vio tan gorda e inestable que me dijo:

– “¿Quiere que la acompañe dentro de la tienda y empujo el carro y le voy cargando los paquetes?”

Y frene en seco… Fue como una iluminación… pues si! Si que quiero! Así que me pasee yo sola por la exposición, tome notas de los productos en el autoservicio, y luego salí a buscarle y el me llevo el carro, buscaba los productos (se manejaba por los pasillos como si hubiera nacido allí, luego hizo toda la cola) subió las cosas en la cinta y luego me lo cargo todo en el coche. 10 euros, y me lleve unas cuantas billys!

Sin protestar, sin opinar, sin bufar…

20120328-003113.jpg

Bueno, pues hoy le he dado otra vuelta de tuerca. Tenía que cargar un rollo de cesped artificial de 4 metros de largo en Leroy Merlin, y luego una sombrilla de 2 metros en Ikea. He buscado a un marido por horas que tuviera furgoneta, le he contado lo que quería, y me ha pedido 35 euros. (El servicio de transporte de Leroy son 50 y no lo llevan en el día…). Pues venia conmigo a cada sitio y después de pagar se llevaba el carro y lo metía en la furgoneta. En Ikea le he llamado al movil cuando estaba ya pagando y entonces ha entrado a llevarse mi carro. Y luego me ha seguido con el coche hasta casa, y ha descargado todo.

Aseadisimo, peinado y bien vestido. Sonriendo, sin quejarse y todo le parecía bien.

Mi maridin esta encantado porque no vuelve a Ikea, yo aun mas!

One Comment leave one →
  1. ainhoa permalink
    29 marzo, 2012 7:50 pm

    …creo que es el mejor truco que has dado hasta ahora…falta que venga a casa y lo monte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: