Skip to content

LOOK DE HOSPITAL TRAS DAR A LUZ (PARTE 1). LA ROPA.

14 diciembre, 2011

Este post es el primero de las 3 partes que integran el look de hospital: ropa, peinado y maquillaje.

Si bien en el hospital lo primero que buscamos es la comodidad, mas aun si hemos optado por la lactancia materna, sin duda no podemos perder de vista la estética, pues son muchas las visitas que vamos a recibir, que nos habrán encontrado en mejores situaciones… Tampoco es agradable pensar que a la salida de la habitación se van dando discretos codazos mientras murmuran…. Pobre, como se ha quedado de mal…

Si solo la comodidad fuera importante, desde un mes antes del parto no nos depilaríamos (que incomodo agacharse con este volumen de tripa, como si no tuviera yo cosas que hacer como para pedir cita para depilar) ni nos lavaríamos el pelo muy a menudo (total, en el hospital se pone perdido) ni llevaríamos las uñas hechas (mejor cortitas y ya esta, para no arañar al bebe)…

Este no es el espíritu. Queremos estar CÓMODAS Y ADEMAS RADIANTES.

1. EL CAMISÓN

20111214-111334.jpg

Para la clínica, tiene que ser camisón y no pijama, aunque no seas habitualmente una persona de camison (yo no lo soy). Porque las enfermeras entran con cierta regularidad a comprobar los bajos, y aquello tiene que estar accesible, y porque tienes que saber que hay posibilidades de que tu parto acabe en cesárea, y en ese caso como cada vez que te tengan que revisar los puntos o limpiar o reponer la compresa te tengas que quitar el pantalón del pijama…. Uffffff no te saldrá ni la voz del dolor.

Descartado ya el pijama, analicemos el tipo de camison. Los que mas me gustan para la clínica son los de color blanco (porque dan un aspecto mas aseado y puro) y de algodón 100% (los saltos de cama de raso yo los dejaba para la concepcion mas que para el parto). No creo que para el hospital haya que distinguir entre pijama de invierno o de verano, porque dentro de las habitaciones la temperatura es caliente.

Así que lo ideal es de tirantes o de manga corta. Si optas por tirantes, que sean anchos pues deberás llevar sujetador (de lactancia o no) durante el día, y no quieres que las visitas vean claramente tu ropa interior.

No te preocupes si el camison es muy transparente, nunca podrás levantarte de la cama con visitas en el cuarto únicamente en camison, por la altísima probabilidad de que este manchado…

Si tienes pensado dar el pecho, procura que el camison tenga botones delanteros y te quede holgadito.

Deberías llevar un camisón para cada día que preveas estar en la clínica, y alguno mas para reposiciones inesperadas… Aunque tambien hay que considerar que tu madre/hermana/vecina (nunca marido/novio/donante) se los puede llevar a lavar y traerlos al día siguiente.

2. LA MAÑANITA.

20111214-111437.jpg

No es una prenda muy común, pero a mi me ha resultado siempre tremendamente útil y chic.

Se trata de una torerita o capita, de punto finito, que te pondrás encima del camison cuando estés sentada en la cama del hospital, con las piernas tapadas con la sabana, pero con la mitad superior del cuerpo descubierta. Es una manera muy cómoda de cubrirse un poco es escote, los hombros y la espalda, y aportar un toquecito suave de color (pastel) a tu look, y además aporta seguridad el saber que quedan cubiertos riesgos como la fuga de un pecho con un mal movimiento o la caída del tirante del sujetador, y que están cubiertos esos brazos que en ningún caso habrán todavía recuperado las dimensiones propias.

Encontré la mía, de color lila suave, en Massimo Dutti hace 4 años. Pero al parecer en Massimo Dutti han retirado la colección de camisones y ropa de casa.

3. LA BATA

20111214-111757.jpg

Si bien el camison puede ser corto (de hecho es mas cómodo) la bata sin lugar a dudas ha de ser larga. Nos la pondremos SIEMPRE que nos levantemos de la cama, al dejar nuestras piernas de estar cubiertas por las sabanas. Lo siento, pero nadie quiere ver las piernas de una mujer recién dada a luz… Y tu tampoco quieres que nadie las vea. No solo tendrán un color vainilla lechosa que da pena, sino que si has optado por la lactancia materna, hasta que te suba la leche los primeros días lo mas probable es que estén llenas de liquido y tus tobillos desaparezcan de tal manera que parezcan las columnas del Partenón.

No es nada facil encontrar una bata larga, bonita y a buen precio. Sobre todo si, como yo, vas buscandola sabiendo en tu retrocerebro que jamás la volverás a utilizar. Por eso esta prenda es mejor empezar a buscar cuanto antes para aprovechar rebajas y otras promociones.

La mía la compre hace 2 años en una tienda que hay en Madrid que se llama Guezal, que esta en la calle Padre Damián 18, pero las dependientas son ODIOSAS, y en general la tienda es bastante rancia. Pero tienen algunas cosas muy sencillas y muy monas, y aunque son caras conviene darse una vuelta ahora en enero cuando empiecen las rebajas.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: